distintos sistemas aire acondicionadoConsejos 

¿Cómo afecta la temperatura ambiente a la capacidad de estudio?

La época de exámenes se acerca, y tan solo hay que echar un vistazo a las bibliotecas de las universidades para darse cuenta. Atrás quedaron las vacaciones de Navidad y ya va quedando poco para las de verano, pero para llegar a ellas, primero hay que superar la terrible época de exámenes.

Una época de vértigo para muchos, en la que los nervios, el estrés y la falta de sueño toman el papel protagonista. Y como nos encontramos en una época en la que el tiempo se presenta muy inestable, y un día hace mucho frío mientras que otro hace calor, hemos querido preparar un post en el que vamos a ver cómo afecta la temperatura ambiente a la capacidad de estudio. ¿Te interesa? Pues presta atención y toma nota, te contamos todo lo que debes saber.

Calor y frío, ¿inciden en el rendimiento del estudiante?

La respuesta es sí, y es que la sensación térmica de cada persona afectará enormemente tanto a su capacidad de estudio como a su productividad.  Muchos estudios han demostrado que cuando se estudia a menos de 18 grados, la concentración es mucho menor, y lo mismo ocurre cuando se estudia a más de 27 grados. Esto significa que la temperatura ideal para estudiar sería entre los 19 y los 16 grados.

Conscientes de esto, no es de extrañar entonces el aumento de ventas de los distintos sistemas de aire acondicionado en época de exámenes, más aún si tenemos en cuenta que muchos estudiantes se están jugando su futuro.

¿Cómo combatir el frío y el calor en exámenes?

Una vez sabemos que la temperatura ambiente afecta y mucho a la capacidad de estudio, hay que buscar formas que nos permitan combatir el frío y el calor en época de exámenes.

Aquí los sistemas de aire acondicionado y calefacción serán los principales protagonistas, ya que serán los que se encargarán de regular la temperatura ambiente con una mayor efectividad y de forma fácil y sencilla.

Pero no son los únicos, ya que en época de frío, las mantas también pueden ayudarnos a entrar en calor, así como tomar un café, un té, una taza de leche o, en definitiva, cualquier bebida caliente. También mantener las persianas abiertas durante todo el día, que no las ventanas, ayudará a calentar la estancia en la que estudias, dejando que entre el sol y la vaya aclimatando poco a poco.

Y cuando se trata de combatir el calor, sino puedes permitirte un aire acondicionado o no llega a la zona de estudio, un ventilador es tu segunda alternativa. Evidentemente, no será tan eficaz, pero ayudará a refrescarte.

Si en invierno las bebidas calientes te ayudan a entrar en calor, en verano es todo lo contrario. Un refresco con hielo o una bebida granizada bajará tu temperatura corporal y te permitirá sentirte más fresco.

Una ducha de agua fría también ayudará, y si eres un afortunado que cuenta con piscina en la urbanización o tiene la playa cerca, no dudes en aprovechar para darte un chapuzón. Te sentirás no solo más fresco, sino también más relajado.

Comparte la noticia:

Related posts

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies