Consejos 

Incluir el gasto del TPV en un proyecto final de carrera

Si haces un proyecto final de carrera cuyo objetivo sea la estimación de costes de apertura de un negocio cualquiera, es muy importante tener en cuenta toda la inversión que vas a realizar para conseguir abrir las puertas del comercio.

Los negocios más comunes para proyectos finales de carrera son: panaderías, pastelerías, ferreterías y tiendas retail. Esto se debe a que, en cierto modo, son tipos de empresa fáciles de administrar y plantear de forma realistas en un proyecto final.

Sin embargo, muchas personas olvidan incluir el gasto del TVP en su proyecto, porque consideran que este es un artículo innecesario en la iniciativa o, si lo hacen, lo hacen de forma errónea. Hablaremos más sobre esto, pero antes vamos a poner en contexto el concepto de TPV.

Qué es un TPV

El TPV o terminal de punto de venta es un dispositivo que permite a los clientes pagar sus cuentas mediante tarjeta de débito o crédito, así como también gestionar todo lo referente a la venta de productos al público. Su estructura es similar a un ordenador, ya que cuenta con un software y un hardware asociados para mejorar el control sobre los ingresos.

Cuando se trata de negocios pequeños, un TPV es el aliado perfecto, ya que permite integrar la gestión de caja, el terminal de pago y la contabilidad general en una única interfaz. Además, hay programas específicos para cada negocio; un ejemplo de ello lo puedes encontrar en www.diakros.com, una empresa que ofrece un software específico para panaderías.

Ventajas

– Comodidad: en lugar de tener que hacer todas las cuentas a mano, el TPV se encarga de llevar un registro detallado de todo lo que se compra y se vende en un día, una semana o un mes en la tienda. De este modo, llevar la contabilidad de un negocio es mucho más fácil y rápido.

– Facilidad para el cliente: en muchas ocasiones, las personas no salen con suficiente dinero en efectivo en sus bolsillos. Tu formato de negocio no puede perder un cliente por este motivo. Con un TPV le ofreces la posibilidad de pagar utilizando sus tarjetas de débito o crédito.

– Velocidad: la inclusión de un TPV agiliza todos los procesos de venta dentro del negocio, evitando que se formen colas que puedan menguar la rentabilidad de tu proyecto.

– Gestión: más allá de llevar un registro detallado de las ventas, también hace un análisis comparativo entre periodos que te puede ayudar a determinar la evolución del negocio y el volumen de ganancia neta.

Gastos del TPV

El gasto del TPV debe ser incluido al final del proyecto, y no me refiero solo a realizar un apunte contable en el momento de adquisición del dispositivo, sino a la consideración de otro factor de desviación altamente determinante, las comisiones bancarias.

Los bancos cobran una comisión por cada transacción que se realiza mediante un TPV enlazado a su red. Esta comisión es de 0,9 % sobre el pago en algunos casos y constituye un elemento que la mayoría de pymes no controla en profundidad. Por ello, es necesario desglosarlas como pérdidas y tenerlas en cuenta en el cierre mensual.

Comparte la noticia:

The following two tabs change content below.

Estudiantsenaccio

Latest posts by Estudiantsenaccio (see all)

Related posts

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies