Salud 

¿Cómo se hace una resonancia magnética en los hospitales de Madrid?

La resonancia magnética es una prueba del servicio de radiodiagnóstico que se realiza generalmente en los hospitales y actúa como un gran imán con ondas de radio sin intervención de rayos X, realizando muchas imágenes llamadas cortes, según el tipo de RM que se lleve a cabo.

Las hay que se hacen con contraste y sin contraste, según la petición médica. El contraste que se utiliza es llamado coloquialmente “gado”.

El curso de una resonancia magnética cualquiera

Si nunca te has sometido a una de ellas, para que te hagas una idea te diremos que el paciente es citado a una hora concreta para realizarse la resonancia magnética en Madrid, antes de lo cual ya fue avisado por escrito de su preparación especial para el examen, como beber agua, estar en ayunas, realizarse algún lavado con enemas… Todo esto variará según el tipo de resonancia magnética que le hayan prescrito.

Encuesta para recabar datos

El paciente llega al hospital y el personal sanitario le realiza una pequeña encuesta de seguridad para recabar datos como si porta algún tipo de metal externo o interno (pudiera ser un perdigón o metralla de la guerra), importante ya que la resonancia magnética actúa como un gran imán y si el paciente lleva metal podría ponerle el peligro.

Muy importante en esta encuesta de seguridad aunque la resonancia es indolora es que se pregunte si el paciente tiene válvulas internas o marcapasos, en ese caso habría que llamar al cardiólogo o al neurólogo de guardia.

También es importante preguntar al paciente sobre la posibilidad de tener alergias a algún medicamento y sobre qué medicación está tomando y para qué. Al mismo tiempo, se preguntar al paciente si le han realizado alguna resonancia magnética antes y si tuvo algún problema.

Comienza la prueba

Para entrar en la sala donde va a realizarse la resonancia magnética, el paciente se debe despojar de toda la ropa y de cualquier cosa que lleve puesta y entrar solo con el atuendo sanitario.

De todas formas, recalcamos que la resonancia magnética es totalmente indolora y no entraña peligro alguno. Lo único que sentirías como paciente cuando entrases en el tubo dentro de la sala de exploración sería un ruido repetitivo ocasionado por los cortes de imágenes que la máquina está haciendo a la zona del cuerpo que se examina.

Bueno, ya está todo en orden y nos disponemos a pasar al paciente a la sala de exploración después de la encuesta. Según el tipo de prueba, por ejemplo si se trata de RM cervical, el paciente es invitado a tumbarse en una camilla específica y colocado de una forma concreta con un aparato que se le llama “bobina“; es distinto según la prueba concreta realizada.

El paciente entra dentro del tubo de la RM y es advertido de que tiene a su disposición un timbre por si necesita llamar al personal sanitario. Se le indicará que no debe moverse en absoluto para que las imágenes salgan bien. Una vez transcurrido el tiempo necesario cesa el ruido y acaba la prueba y ya queda solo que el radiólogo realice el informe sobre la prueba.

Comparte la noticia:

The following two tabs change content below.

Estudiantsenaccio

Latest posts by Estudiantsenaccio (see all)

Related posts

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies