Lesiones Noticias 

¿Tendinitis o tendinosis?

La Tendinitis es la inflamación de un tendón. Los tendones son gruesas fibras musculares por donde se insertan los huesos. La función del tendón es transmitir la fuerza generada por la contracción muscular para que los huesos y articulaciones se puedan mover. Cuando se producen cargas excesivas en el músculo, el tendón se inflama,  produciendo dolor.

Los síntomas de la tendinitis son: dolor y rigidez que empeoran con el movimiento. El dolor puede aparecer incluso por la noche, puede acompañarse de tumefacción local. Suele ocurrir en procesos agudos (de reciente aparición). Cuando la inflamación es reiterada, intermitente e insidiosa, hablamos de tendinosis. Ésta se caracteriza por una degeneración del tendón, en el que éste va perdiendo sus cualidades tróficas óptimas debido a pequeños desgarros en el tejido del tendón o alrededor de este.

La mayoría de los expertos ahora usan el término tendinopatía para incluir tanto la inflamación del tendón como la degeneración y los microdesgarros.

Causas de aparición

tendinosisLa principal causa de aparición de la tendinitis es la sobrecarga por uso excesivo del mismo, especialmente en personas desentrenadas, que adquieren malas posturas o sobrecargan la musculatura. Los tendones se localizan próximos a las articulaciones, por eso la inflamación es percibida por los pacientes como dolor articular y puede ser engañosamente interpretada como artritis.

Tratamiento de fisioterapia

Para tratar la tendinitis o la tendinosis, hay que conocer la causa de aparición y su mecanismo lesional.  Si están ocasionados por sobreuso o daño directo, deben evitarse determinadas actividades. Es importante adoptar la posición adecuada para desarrollar aquellas actividades que pueden provocar una recurrencia del proceso. También es útil la realización de gestos y posturas correctas durante el ejercicio.

El tratamiento de fisioterapia comienza con la prevención. Adoptar la posición adecuada, puestos de trabajo ergonómicamente correctos y el uso de férulas y protectores de las áreas con riesgo de lesión, ayudan a prevenir las recurrencias.

La aplicación de frío y calor también alivia la zona afectada. Una vez controlados los síntomas se puede iniciar la rehabilitación y fisioterapia para fortalecer el músculo y mejorar el funcionamiento del tendón, con el fin de evitar la reincidencia o la rotura del tendón.

Comparte la noticia:

The following two tabs change content below.

Estudiantsenaccio

Latest posts by Estudiantsenaccio (see all)

Related posts

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies